La música en la Fase 2 de la desescalada

La Fase 2 de la desescalada recoge entre sus medidas la eliminación de las franjas horarias, la ampliación del número de personas que pueden reunirse, la visita a familiares en residencias o la apertura de playas, piscinas, cines, teatros, auditorios y salas de conciertos.

El BOE ha publicado novedades como más horas de deporte y paseos así como la reapertura de centros comerciales, cines, teatros, salas de conciertos y bares, no sólo terrazas con aforo limitado sino el interior de los establecimientos y, al menos, con dos limpiezas y desinfecciones diarias. También la apertura de centros escolares para actividades de refuerzo y para menores de seis años cuyos padres acrediten que deben trabajar fuera de casa.

Respecto a la música, a partir de esta fase 2, todos los cines, teatros, auditorios y espacios similares podrán
reanudar la actividad, siempre que cuenten con butacas preasignadas y no superen un tercio del aforo autorizado.

Musical Simba El Rey de la Selva

 

En el caso de otros locales y establecimientos destinados a actos y espectáculos culturales, la reanudación de la actividad se sujetará a los siguientes requisitos;

– Si se celebra en lugares cerrados, no podrá superarse un tercio del aforo autorizado, ni reunir más de 50 personas.

– Respecto a actividades al aire libre, el público deberá permanecer sentado, guardando la distancia necesaria y no podrá superarse un tercio del aforo autorizado, ni reunir más de 400 personas.

– Se recomendará la venta online o telefónica de entrada para el espectáculo.

– Se permite la prestación de servicios complementarios, como tienda, cafetería o similares.

Para cualquier tipo de acontecimiento o espectáculo se deberá proceder a la instalación de carteles con normas y recomendaciones específicas para el público y garantizar la distancia de seguridad fijada por las autoridades sanitarias en las colas, entradas y salidas de espectadores.

La música empieza a ver la luz dentro de este largo túnel provocado por el COVID19, aún queda un gran trabajo dentro de esta crisis sanitaria que estamos sufriendo, por eso es importante seguir respetando las normas impuestas desde sanidad porque entre todos podemos conseguir cambiar de fase y poco a poco llegar a esa ansiada nueva normalidad que tanto queremos conseguir.

Conseguirlo depende de todos nosotros y nosotras.